Geral

Cómo el activismo puede transformar un negocio

Más allá de la RSC y de las tradicionales fundaciones, surgen otros caminos para que las empresas tracen su huella social.
Fundador de Facebook, Mark Zuckerberg.
Diario Expansión, España

PUBLICIDADE:
nissan 2

El fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, se ha convertido en uno de los símbolos de la nueva filantropía. A finales de 2015 anunció la creación de Chan Zuckerberg Initiative, un proyecto destinado “a fomentar el potencial humano y a promover la igualdad”. Zuckerberg y Priscilla Chan señalaron que traspasarían el 99% de sus acciones en Facebook, valoradas en 45 mil millones de dólares, a esta nueva sociedad.

Una apuesta por la fusión de las estructuras, los objetivos corporativos y los filantrópicos. Este paso pone de relieve un nuevo modelo basado en el impacto social que va más allá de las hasta ahora convencionales fundaciones.

La vía de Zuckerberg quizás es la más mediática y más ambiciosa de esta nueva tendencia. Pero hay más caminos. La meta principal es trabajar en el diseño y creación productos innovadores, servicios y espacios para compañías que buscan generar un impacto positivo en la sociedad.

“Pensamos que estamos viviendo un momento de agitación y transformación en lo social. Como ciudadanos y consumidores cada vez tenemos más la conciencia de querer ayudar, de ser más responsables en nuestros hábitos, pero a su vez, muchas veces nuestro ritmo de vida no nos lo permite”, explican los fundadores.

Según afirman, a día de hoy un 49,9% de los consumidores reconoce comprar productos solo de empresas responsables “y ésta es una cifra creciente”. Por ello, consideran “que la verdadera transformación pasa por ‘meter’ en la agenda de la dirección su misión social, que en su plan de negocio se contemple la creación de líneas y lanzamiento de productos/servicios con un carácter claramente social sin renunciar por ello a la rentabilidad”.
PUBLICIDADE:
555

No tienen un modelo de compañía que duplicar 100%, “que mezcle los procesos de innovación de creación de líneas de negocio con la transformación empresaria con impacto social”, aunque aseguran que ha seguido como IDEO o Mandalah.

En esta línea, un reciente informe de NOW, unidad de dommo.x, pone el ejemplo de IKEA, que “quiere hacer los oscuros campos de refugiados más seguros, agradables y cómodos. Su fundación dona un euro por la venta de cada lámpara o bombilla”, indica esta agencia. Y explica que, más allá de la RSC, lo que ahora se busca es tratar “de apoyar, provocar, instigar y buscar un cambio social. Cambiar conciencias, actitudes y realidades y después contarlo”. Y concreta: “Las marcas tienen un gran poder a su alcance para convertirse en agentes del cambio social”.5DIAS

PUBLICIDADE:
12042634_958725674150928_7329707493715461530_n

Haga clic para comentar

Most Popular

Arriba