Conectate con nosotros

Geral

Banco Basa demandó a la Editorial de Negocios y al director de 5 Días

Publicado

en

El último día hábil judicial, el Banco Basa SA demandó a la Editorial de Negocios SA, titular del diario 5 Días y a su director Enrique Rafael Rodríguez Duarte, por daño a la reputación y consiguiente pérdida de chances, como consecuencia de las publicaciones realizadas por el diario referido, con contenido falso, inexacto y difamatorio, según expresa el escrito de la demanda, en el cual el banco reclama contra el diario 5 Días y su director una condena de cinco mil millones de guaraníes (G. 5.000.000.000) o la que el Juzgado estime procedente en base a las pruebas que se aporten durante el proceso.

Igualmente, se solicita una reparación adicional no pecuniaria, consistente en la publicación íntegra de la sentencia condenatoria que se dicte, dándole el mismo grado de difusión y destaque que las noticias dañosas, tanto en edición impresa como en la edición digital y la propagación de la misma por redes sociales del medio, a costa de los demandados.

La demanda expresa que la editorial demandada ha realizado publicaciones totalmente injuriosas en forma reiterada, asociando en forma deliberada, indebida y falsamente al Banco Basa SA y a sus directivos, con delitos graves, sin que el desarrollo de las noticias se sustente en hechos veraces, denotando la existencia de una clara y deliberada campaña difamatoria contra el Banco Basa SA.

CAMPAÑA MEDIÁTICA

Agrega que detrás de estas publicaciones del diario 5 Días, se evidencia la existencia de un objetivo que escapa al área de la información y que forma parte de una campaña mediática con fines inconfesables, tendiente a exponer constantemente en la noticia al banco mencionado, intercalando datos objetivos o reales con otros datos totalmente distorsionados o directamente falsos, induciendo a los lectores a asociar al banco y sus directores con los procesos abiertos a Darío Messer.

Dice el escrito de demanda que la actividad desplegada por los demandados puede encuadrarse en una vulneración de los artículos 4 y 46 de la Constitución Nacional: es decir, se traduce en un trato discriminatorio de la noticia, en perjuicio del Banco Basa SA. Explica la entidad que no se niega al medio el derecho a informar, pero recalca que este derecho deja de tener respaldo legal, cuando en su ejercicio se provoca un daño ilícito a otro, según la figura del “abuso del derecho” sancionada en el artículo 372 del Código Civil. Así, el daño a las personas en su reputación y buen nombre, en su imagen, con un ejercicio anómalo, irregular y abusivo del derecho de brindar información al público, puede y debe ser sancionado con la condena solicitada.

LIBERTAD DE PRENSA

En el escrito presentado ante la Justicia se recalca que la libertad de prensa y el derecho a informar no son derechos discrecionales y absolutos y no deben ser ejercidos abusivamente. Estos derechos se encuentran limitados por similar protección de los derechos de terceros, por lo tanto, su ejercicio tiene límites. Si bien la Constitución Nacional dispone la prohibición de dictar leyes que restrinjan la libertad de prensa y la libertad de expresión y erradica la censura previa, por otra parte determina que no hay delitos de prensa, sino delitos cometidos a través de la prensa, y que toda persona afectada por una información errónea o falsa, tiene el derecho a la rectificación de dicha información (derecho a réplica o rectificación) y a los derechos de compensación que le correspondan, tanto contra el medio como contra su director.

En las publicaciones del diario 5 Días, expresan los accionantes, se ha presentado falsamente al Banco Basa SA, mediante una campaña sistemática, como una institución en la que se practican actividades sospechosas y hasta se insinúa su participación en hechos punibles graves, como el lavado de dinero, sin justificación ni evidencia alguna; son publicaciones tendenciosas y amañadas, en las que se ha dañado injustamente la imagen y el prestigio de la institución, es decir, se han afectado atributos no patrimoniales al generar dudas o desconfianza respecto de la integridad de la institución.

Sigue leyendo
Anuncio
Comentarios

Más popular