Conectate con nosotros

Nacionales

Reos vivían cómodamente con sus familiares y sin guardias

Publicado

en

Cuatro reclusos del penal de San Pedro vivían en una casa ubicada a metros de la penitenciaria. Los internos privilegiados cuentan con condenas por tráfico de marihuana y asesinatos. Uno de ellos se hacía pasar como médico naturalista y los reos contaban con todas las comodidades.

Foto: Pánfilo Leguizamón
Foto: Pánfilo Leguizamón

En la vivienda estaban cuatro internos, cada uno tenía piezas separadas con todas las comodidades como aire acondicionado, televisión, sofás, heladeras, celulares de alta gama, hornos eléctricos y residían con sus familiares.

El amotinamiento de este domingo y el privilegio a estos reos le costó el cargo al director del penal y de establecimientos penitenciarios. De esta manera, Ricardo Ortiz asume como nuevo director de la penitenciaria regional de San Pedro. Como titular de Establecimientos Penitenciarios fue elegido Víctor Ramón Servían Ríos.

“La existencia de una granja en San Pedro no habilitada es absoluta responsabilidad del director, solo tenemos habilitada en Tacumbú y en Emboscada. Se deberán hacer las investigaciones y castigar a los responsables. Hay controles, pero no podemos saber lo que hace el director a escondidas», dijo el ministro de Justicia, Julio Javier Ríos, en conferencia de prensa.

Un allanamiento fiscal – policial se realizó este lunes en la casa ubicada a metros del penal de San Pedro y se encontró a los privilegiados internos. No había guardias y los reos vivían con sus familiares. Los mismos fueron identificados como Tranquilino Giménez, Diego Britez Aranda y Ramón Benítez. La identidad del cuarto recluso aún no se dio a conocer.

Foto: Pánfilo Leguizamón
Foto: Pánfilo Leguizamón

El motín en la cárcel regional de San Pedro del Ycuamandyyú fue protagonizado por miembros del Primer Comando Capital (PCC) contra el clan “Rotela”, por la disputa de liderazgo en la venta de drogas. La pelea entre ambas facciones se da desde hace un tiempo. La revuelta dejó 10 reclusos fallecidos y nueve heridos.

También en el penal de Tacumbú hubo intento de amotinamiento y luego se registraron algunos incidentes protagonizados por los denominados “pasilleros”. Los mismos aprovecharon el problema de energía eléctrica y robaron comida, destruyeron la cocina y quemaron algunos colchones. Este hecho dejó varios heridos.

Foto: Pánfilo Leguizamón
Foto: Pánfilo Leguizamón

LA NACION

Sigue leyendo
Anuncio

Más popular