Conectate con nosotros

Notas

Cartes concluirá gestión con la construcción de 35 mil viviendas

Publicado

en

El presidente Horacio Cartes concluye cuatro años de gestión con la construcción de 25.000 viviendas, muy superior a lo realizado por Duarte Frutos y Fernando Lugo, quienes de manera conjunta en 10 años apenas llegaron a iniciar 9.500, muchas de ellas sin concluir o abandonadas.

En el gobierno de Nicanor D. Frutos apenas se construyeron 6.000 casas, de las cuales 2.632 quedaron sin terminar; en el de Lugo se iniciaron 3.500 viviendas y casi todas no concluyeron; la administración Cartes reactivó 1.500 soluciones habitacionales.

Más de US$ 260 millones es la inversión que hasta la fecha realizó el gobierno de Horacio Cartes en cuatro años de gestión para la entrega en este diciembre de 25.000 soluciones habitacionales, con el firme propósito de concluir 35.000 casas al finalizar su gestión gubernativa en agosto del 2018, según cifras oficiales proporcionadas por la Secretaría Nacional de la Vivienda y el Hábitat (Senavitat). En comparación con los gobiernos de Nicanor Duarte Frutos (2003-2008) y del ex obispo Fernando Lugo (2008-2012), las cifras son sumamente superiores, atendiendo que ambos ni siquiera llegaron a finalizar las 7.000 viviendas de manera conjunta en un período de 10 años.

Desde agosto del 2013 hasta noviembre de este año ya fueron completadas 22.910 viviendas y las autoridades de la Senavitat reportan que este mes de diciembre van a llegar a las 25.000 viviendas concluidas, una cifra récord a todas luces recordo.

Cabe recordar que al frente de la Senavitat estuvo Francisco Knapps entre agosto del 2013 y setiembre del 2014, para luego hacerse cargo de la entidad la actual ministra Soledad Núñez, una joven y activa figura de la ONG «Techo», una decisión que habría de dar muy buenos resultados al actual gobierno.

Sorpresivamente, un gobierno que se presentó con el rótulo de «socialista», el del ex obispo Fernando Lugo, apenas pudo iniciar la construcción de 3.500 casas para familias humildes, la mayoría de las cuales quedó sin terminar o abandonada. De esta cifra, el gobierno de Cartes pudo reactivar un total de 1.500.

DETALLE DE INVERSIONES
Según datos proporcionados por la Secretaría Nacional de la Vivienda y el Hábitat (Senavitat), en total el Estado tiene invertidos US$ 250 millones para la construcción de casas y cerca de US$ 17 millones en obras complementarias y de infraestructura en varios de los conjuntos habitacionales construidos. La meta es llegar a las 35.000 viviendas hasta agosto del 2018, en que Cartes completará su quinto año de gestión. De esa manera, esta administración logrará superar enormemente las cifras que los gobiernos anteriores nos tenían acostumbrados.

Las familias beneficiadas con los diferentes proyectos, hasta noviembre pasado, fueron 22.910, al igual que el número de casas construidas. Las obras involucraron a un total de 159 distritos de los 17 departamentos del país.

LA ERA DE NICANOR
Según refirieron desde la Senavitat, no se cuentan con datos certeros sobre los números de viviendas construidas por anteriores gobiernos. A partir de documentaciones que datan de otros periodos, se puede mencionar que el promedio de edificaciones no superaba las 1.700 viviendas concluidas cada año.

En cuanto al gobierno de Nicanor Duarte Frutos, el único dato oficial con el que se cuenta es el informe de gestión de los años 2003 al 2007, presentado por el entonces Consejo Nacional de la Vivienda (Conavi). En el mencionado documento, se habla de un total de 6.002 viviendas construidas durante ese período. Sin embargo, es importante mencionar que a la fecha de la presentación de dicho informe, del total de la cifra presentada, solo 3.370 estaban finalizadas, las restantes, unas 2.632 viviendas, estaban aún en etapa de construcción.

En el gobierno de Duarte Frutos fueron ministros de Obras Públicas José Alberto Alderete, Rogelio Benítez y Roberto González. Administró el Conavi Isacio Vallejos.

LUGO ABANDONÓ MÁS DE 3.500
No se cuenta con registros oficiales de la cantidad de viviendas construidas en la era de Fernando Lugo. No obstante, inició más de 3.500 viviendas sociales pero en su mayoría quedaron en estado de abandono y construcciones paralizadas. Es la «gran herencia» del gobierno del ex obispo, que tuvo como protagonistas a los ministros en la Senavitat a Gerardo Rolón Pose, Eliodoro Marecos y Hugo Núñez. Las obras formaban parte de los programas: «Pueblos Originarios», «Viviendas Económicas» y Vy’a Renda».

Hasta la fecha, unas 1.473 correspondientes a las mencionadas obras fueron reactivadas y culminadas; 395 fueron reactivadas y se encuentran actualmente en ejecución, 72 están en proceso licitatorio y 27 en proceso de inicio.

REACTIVAR ES MÁS COSTOSO
Representantes de la Senavitat manifestaron que reactivar una obra abandonada y paralizada implica un trabajo mayor que el iniciar una edificación desde cero, teniendo en cuenta varios aspectos, como los técnicos, los jurídicos y los financieros.

Confirmaron además que un equipo multidisciplinario se encuentra actualmente abocado al análisis de cada una de las obras que quedaron pendientes, la mayoría con mínimos avances, como anticipos financieros del 50% abonados a las empresas y varias de ellas ya con demandas impulsadas por la mencionada institución, en contra de las firmas que incumplieron el contrato con el ente estatal.

La Senavitat actualmente está en proceso de elaboración de una base de datos de las obras de los últimos 25 años, que permitirá a la institución identificar las regiones donde ya existió intervención del Estado con viviendas sociales. LN

Sigue leyendo
Anuncio

Más popular