Conectate con nosotros

Notas

Consejos para consumir alimentos seguros durante el verano

Publicado

en

Teniendo en cuenta la temporada veraniega y el exceso de calor registrado en los últimos días, el Instituto Nacional de Alimentación y Nutrición recuerda la importancia de mantener los cuidados necesarios, debido a que las altas temperaturas aumentan el riesgo de contraer Enfermedades de Transmisión Alimentaria (ETA).

  • 22 DE ENERO DE 2023 14:00

Los causantes de las enfermedades de transmisión alimentaria son microorganismos peligrosos y/o sustancias químicas tóxicas. Éstos se pueden multiplicar con mucha rapidez, si los alimentos se conservan a temperatura ambiente; sin embargo, se pueden prevenir con una manipulación correcta y adecuada de los alimentos, cumpliendo con las siguientes recomendaciones:

Higiene al momento de manipular y consumir los alimentos 

Es indispensable iniciar con el correcto lavado de manos; posteriormente, debe desinfectar la zona donde se manipulará el alimento, además de los cubiertos y superficies que utilizará durante la preparación.

Usar agua potable para lavar las manos, las frutas y verduras, y los utensilios para preparar las comidas, hielo o jugos. 

Desinfectar las frutas y verduras antes de utilizarlas, sobre todo las que serán consumidas en forma cruda. Para ello, deberá sumergirlas en agua con lavandina al 0,01% durante 10 minutos, luego, puede desechar el agua utilizada y enjuagar los alimentos con abundante agua potable.

Mantener los alimentos a temperaturas seguras

Preparar los alimentos en pequeñas cantidades, para reducir las sobras.

Enfriar lo más pronto posible los alimentos cocinados y los diferentes platos preparados, y mantenerlos por debajo de 5 ° C, evitando de esta manera que los microorganismos se multipliquen rápidamente. Por encima de los 5 °C y por debajo de los 65°C, la multiplicación de los microorganismos se hace más rápida. 

No dejar alimentos cocinados a temperatura ambiente por más de 2 horas. 

No descongelar los alimentos a temperatura ambiente. Lo puede realizar la noche anterior a la preparación, pasando del congelador a la heladera para que se descongele a temperaturas seguras.

El descongelado también puede realizarlo rápidamente en el microondas.

Los hornos microondas se pueden utilizar para descongelar alimentos, pero pueden dejar partes calientes en donde los microorganismos pueden crecer. Los alimentos descongelados en el microondas deberían cocinarse inmediatamente.

Mantenga la comida muy caliente (a más de 65°C) antes de servir.

Cocinar bien los alimentos

Cocinar correctamente los alimentos, especialmente carne, pollo, huevo y pescado. Al calentar alimentos, como caldos y guisos, asegúrate de que alcancen 70 °C como mínimo. Las carnes rojas y pollo no deben quedar con partes rojas en su interior. 

Recalentar la comida hasta que esté bien caliente, y alcanzar 70 ° C, debido a que la correcta cocción mata casi todos los microorganismos peligrosos. 

La cocción del alimento hasta la temperatura de 70 °C, garantiza la inocuidad para su consumo.

Conservación de los alimentos

Las prácticas de conservación de los alimentos deben asegurar su protección en el momento de manipularlos, a fin de evitar su contaminación.

Mantenerlos refrigerados hasta el momento de servirlos, ya sea las ensaladas que se consumen directamente (en especial si tienen mayonesa), como aquellas comidas elaboradas que deben recalentarse hasta alcanzar la temperatura de cocción.as comidas preparadas que no se

Las comidas preparadas que no se consumieron, deben ser guardadas en la heladera inmediatamente después de retirar la mesa.  la

Colocar los alimentos en recipientes limpios y con tapa. Se puede utilizar papel film para cubrir los alimentos en recipientes en caso de no contar con la misma.

Estas preparaciones se pueden conservar hasta 48 horas en la heladera. Si contienen papas, cremas o huevos, máximos hasta 24 horas. 

Los alimentos no deben permanecer fuera de la heladera por más de dos horas antes de ser consumidos, recalentados, refrigerados o colocados en el freezer. 

Para los alimentos que necesitan refrigeración, no cortar la cadena de frío, sobre todo si los transportará fuera de su casa (festejos, playa, etc.), pues en verano los alimentos son más susceptibles.

En caso de corte de electricidad tratar de no abrir constantemente la puerta de la heladera ya que, en ella, la conservación de los alimentos es segura hasta aproximadamente 4 horas durante un apagón.

Mantener un orden en las compras

A la hora de comprar los alimentos, es recomendable seguir un orden.

Iniciar las compras con los productos que no necesitan refrigeración y, por último, los alimentos que se encuentren en las góndolas y en los equipos de frío, esto permitirá evitar exponer a los alimentos a temperaturas no seguras por mucho tiempo, impidiendo cortar la cadena de frío para mantener las condiciones de inocuidad y la calidad de los productos alimenticios. 

Durante las compras, es importante verificar las fechas de vencimiento, cuidando que los envases de los productos estén en buenas condiciones. No adquirir si el envase está roto o con fisuras. Las latas no deben estar oxidadas, golpeadas, achatadas, ni abombadas, ya que esto puede significar que el producto está contaminado por bacterias y/o toxinas y, por lo tanto, podría producir una intoxicación. HOY

Sigue leyendo
Anuncio

Más popular