Conectate con nosotros

Notas

¡Convierte tu dinero en riqueza!

Publicado

en

Si tuvieras que auto-evaluarte, ¿cuál sería tu diagnóstico financiero emocional? Recuerda que son tus emociones las que condicionan y determinan tus acciones, y que de éstas dependen tus resultados.
¿Y que determinan tus emociones? pues tus pensamientos recurrentes que a su vez son condicionados por tus metaprogramas mentales o creencias.
¿Y cuáles son tus creencias acerca del dinero?
Tal vez el propósito superior de tu vida sea trascender y ser feliz, y obviamente el dinero no compra la felicidad, sin embargo el dinero “compra” el tiempo de otras personas para que ellas hagan lo que tú no quieres hacer, o expresado de manera inversa te “compra” el tiempo libre para que tú hagas lo que amas.
Es obvio además que aunque tengas todo el dinero del mundo, es demasiado improbable que puedas tener (comprar) todo lo que quieras, de modo que un recurso básico es que aprendas a querer todo lo que tengas o hagas. Ésta reflexión se sustenta el principio básico de aceptación de “lo que es”, sin que ello constituya conformidad ni entreguismo, sino una postura que facilite que tu mente y tus actitudes valoren lo que es, lo que tienes, lo que existe, porque a partir de vibrar en una frecuencia emocional de aceptación y gratitud es que vas a comenzar a atraer a tu vida las oportunidades que posibilitarán el éxito en tu vida.
¿Y cómo anda tu inteligencia financiera? Mucha gente piensa que el éxito financiero es solo para algunos, o que para alcanzarlo es preciso alto IQ (coeficiente intelectual). Sin embargo la experiencia y las estadísticas a nivel mundial revelan que la gente que más dinero genera es aquella que tiene un IQ promedio de entre 85 y 115 puntos, o sea la gente de inteligencia normal. Y esto es así porque la gente que tiene éste standard de inteligencia es la que tiene más capacidad de conectar con sus iguales, de percibir y sentir sus necesidades, de conectar con otros desde una comprensión más humanista de la vida.
Pero el desarrollo de tu inteligencia financiera debe imperiosamente liberarse de condicionamientos negativos, tales como:
– ¡El dinero no lo es todo! que no lo es todo es una realidad obvia e implícita en la conducta humana, pero debería ser obvio y explícito que es una poderosa herramienta facilitadora de posibilidades, y de la mejor administración de posibilidades se trata el éxito financiero.
– ¡Nací pobre y voy a morir pobre! obvio que el único que tiene potestad para decretar lo que será en tu vida eres tú, y si ese decreto es limitante seguramente limitados serán tus resultados.
– ¡Se necesita dinero para hacer dinero! y probablemente sea así, pues sin esa herramienta el camino para alcanzar resultados en un mercado de transacciones indeterminadas sería harto difícil, pero es importante que entiendas que manifestar actitudes positivas (honestidad, perseverancia, fe, determinación, confianza, autoestima, etc.) y desarrollar capacidades y talentos, son requisitos anteriores al dinero, y que cuando esas actitudes y capacidades son manifestadas, casi siempre la consecuencia es la obtención de mucho dinero.
– ¡El dinero es un tema que jamás he dominado! como todas las cosas en la vida el manejo de dinero es una tarea que debe ser aprendida. La buena noticia es que existen suficientes recursos de capacitación a los que puedes apelar para hacer girar eficientemente la “rueda de la riqueza”.
Las decisiones que te lleven al éxito o al fracaso financiero, tienen mucho que ver con el compromiso que tienes contigo mismo para trascender y evolucionar hacia niveles de vida compatibles con la felicidad que mereces por ser expresión de la voluntad de dios.
Feliz y bendecido final de semana 5DIAS

Sigue leyendo
Anuncio

Más popular