Conectate con nosotros

Notas

La recuperación económica necesitará de un impulso fiscal vigoroso

Publicado

en

El costo de la pandemia del Covid-19 en la economía formal oscilaría entre USD 2.800 y 3.000 millones en un año, alrededor de USD 40 millones por día, y el impacto de esta coyuntura en la economía paraguaya sería de un 6% del PIB. Para hacer frente a esto, el Gobierno trabaja en un Plan de Reactivación que buscará fortalecer la formalización de la economía, generando procesos de creación de puestos de trabajo, para lo cual será necesario un impulso fiscal vigoroso, afirmó el ministro de Hacienda, Benigno López.
Dijo que en este plan la construcción, la vivienda y la posibilidad de generar créditos a largo plazo a tasas diferentes también serán claves, sumado al fortalecimiento del sistema de formalización de toda la economía. “El plan que tenemos, que estamos trabajando y aún no está terminado, es ambicioso en cuanto a ir recuperando los trabajos de la gente que irá perdiendo y a todos los que van quedando por el camino recuperarlos en el mercado formal lo más pronto posible. Y para eso es importante un programa de recuperación con un impulso fiscal vigoroso”, remarcó.

El titular de Hacienda negó que exista la posibilidad de contraer nuevos préstamos por USD 2.000 millones. Aclaró que se está viendo un Plan de Reactivación vigoroso en el que parte de los USD 2.000 millones podría o no ser préstamos, pero eso todavía no está determinado.

En este sentido, remarcó que una parte del plan, sobre todo lo que es contención social y el aporte a entidades estatales, como son la capitalización del Banco Nacional de Fomento (BNF) o de la Agencia Financiera de Desarrollo (AFD), si es que eso se resuelve, va a requerir de recursos frescos.

“No tenemos que tener miedo a eso, porque es el camino para salir de la pandemia. De la pandemia económica vamos a salir con un plan vigoroso con el impulso fiscal necesario para cambiar las expectativas y darle fuerza al sector privado para que también invierta. Si el Estado tiene miedo para hacer las inversiones, el sector privado va a tener más miedo”, indicó.
Seguidamente refirió que una de las fortalezas que tiene Paraguay radica en poder salir a los mercados, a las multilaterales, si es que necesita para hacer frente a una contingencia como ésta.

Dijo que nunca antes se vivió una situación como esta. Si uno mira como salieron países en el mundo con situaciones similares como la crisis del 30, la caída de la Bolsa de Nueva York, la Segunda Guerra Mundial, fue a través de un gran impulso fiscal, y nuestro país no tiene ahorros para hacer frente.

“Lo que sí tenemos es una capacidad importante de crédito, porque hemos hecho bien las cosas en los últimos 15 o 20 años, o sino no podríamos hacer nada. “¿Cómo hubiéramos financiado estos tres meses si no teníamos accedo a los mercados? ¿De dónde iban a sacar los recursos el Estado para poder financiar y fortalecer el Ministerio de Salud?, o hacer un sistema de protección social con USD 400 millones, y así sucesivamente con cada uno de los programas que se idearon y pensaron en el Equipo Económico para la situación de emergencia”, remarcó.

Apuntó que el Gobierno no tiene estimación de cuántos empleos se perderían como consecuencia de esta pandemia, eso dependerá mucho de cómo vaya funcionando la cuarentena, pero sí se tiene un impacto que va a ser grande de alrededor del 6% del PIB que se perdería este año, que también tendrá un impacto importante en la informalidad, porque muchas de las empresas que se van a ir cayendo están en el mercado informal.

Finalmente, el ministro López hizo hincapié en que el Paraguay tiene todas las posibilidades para que el año que viene su economía tenga un rebote de entre el 5 y el 6%.
Sigue leyendo
Anuncio

Más popular