Conectate con nosotros

Paraguay

«Quienes son de la zona rural tienen mayor compromiso cuando se deciden a estudiar»

Publicado

en

Creció en el campo. Solventó sus estudios con la enseñanza particular. Fue a España e hizo un máster en Contabilidad y Auditoría. Elvio Raúl Benítez Denis aspira ser administrador público para demostrar que se puede hacer mejor las cosas.

Vengo de la zona rural y tuve que afrontar solo prácticamente para hacer la carrera de grado. Después fui a hacer una maestría en España y me cruce con la pandemia allá.

Perseverando básicamente llegué hasta el lugar donde me encuentro. Mis padres no tenían la posibilidad económica para solventar mis gastos; entonces tuve que afrontar solo. Me dediqué mucho a la enseñanza particular para generar recursos. Con eso solventé los gastos de matrícula y derecho a exámenes de la carrera de Contaduría Pública que cursé de 2011 al 2016.

Gracias a Dios, egresé de la carrera como mejor graduado no solo de la unidad académica, sino también de la Facultad de Ciencias Económicas (FCE) –filial San Pedro– con promedio 5 absoluto. Me dieron el reconocimiento ‘Honor al Mérito’ por parte del Rectorado de la Universidad Nacional de Asunción (UNA) por el logro académico que obtuve.

Durante ese proceso, la UNA a través de su programa de posgrado, me dio una beca de grado para ayudarme económicamente y así realizar esa carrera de Contaduría Pública. Después, la facultad me contrató como funcionario y como docente universitario, a partir de 2017.

Dos años después me postulé a una beca de posgrado a través de una ONG y me seleccionaron como candidato potable para realizar una maestría en Contabilidad y Auditoría, que es la disciplina en la que me estoy desempeñando actualmente.

Mediante esa beca me fui a España. Estuve en la Comunidad Autónoma de Andalucia –Zona Sur–, específicamente, en la Universidad de Cádiz. Las clases comenzaron en octubre del 2019 y hasta enero de 2020 estuve todo tranquilo, normal. Pero a fines de enero en adelante empezaron las restricciones por el Covid y tuve que encerrarme donde estaba desde febrero, marzo, abril, mayo hasta junio. Las clases se desarrollaron de forma virtual.

Sinceramente, fue un poco difícil estando lejos del país y más por la situación de la pandemia. Pero, también, yo me fui para cumplir un sueño. Siempre tuve el sueño de ir a estudiar al extranjero, teniendo en cuenta que la calidad educativa en el exterior es sumamente diferente a lo que se da en Paraguay.

Claro que, por un momento, me sentí un poco frustrado por la pandemia; pero después agarré coraje y confianza suficiente para sobrellevar la distancia con la familia y el aislamiento por el Covid.

Gracias a Dios pude terminar bien los cursos del programa de posgrado y después elaboré mi tesis que defendí con éxito total. Permanecí un año allá, de octubre de 2019 a diciembre de 2020. Después volví y empecé a elaborar mi tesis: me dieron la posibilidad de defender virtual en vista a la distancia para no gastar tanto.

VENCER LA ADVERSIDAD

Yo soy de Colonia Barbero, San Pedro. Siempre tuve la intención de estudiar y mis padres también me instaban para estudiar. Pero muchas veces las familias de la zona rural no tienen la posibilidad económica para hacer estudiar a sus hijos, en vista al costo que uno tiene al venir a la ciudad: pago de alquiler, pagar comida; gastos de matrícula, aranceles, exámenes… Eso hace que cueste. Pero uno tiene que saber sobrellevar eso y buscar la manera para afrontar los obstáculos que se presentan en el camino.

Los que quieren estudiar se rebuscan de alguna forma para poder salir adelante. Y veo que quienes son de la zona rural tienen un mayor compromiso consigo mismo cuando se deciden a estudiar, a seguir una carrera.

Tuve la suerte de tener unos padres, a pesar de ser humildes, que siempre nos daban los mejores consejos para que podamos superarnos.

Como hermano mayor lo que busco siempre es mostrar un ejemplo a mis hermanos. Creo que estoy cumpliendo con ese rol también.

Mis padres se dedican al autoconsumo. Mi mamá es ama de casa, tiene sus animales como gallina, chancho y todo para autoconsumo. Mi papá cultiva mandioca, maíz, poroto que sirve para poder sustentar el hogar.

Trabajé mucho en la chacra hasta terminar mi educación media. Hice de todo ahí, carpía, sembraba los productos para consumo familiar y trabajé mucho con ellos. Después, cuando empecé la carrera de grado me dediqué a la enseñanza particular a mis compañeros y de otros cursos inferiores.

El trabajo en la chacra me preparó como persona, todo lo que uno pasa trabajando en la zona rural, me preparó como persona para poder afrontar los retos venideros. Haber trabajado con mis padres en la chacra me abrió, por otro lado, la mente de que uno tiene que buscar un futuro mejor también pensando en uno mismo y en su propia familia.

Actualmente, tengo 30 años y me dedicó a la investigación y a la enseñanza universitaria también. Otra de las aspiraciones académicas que tengo es realizar mi doctorado en el exterior porque en la actualidad la UNA no tiene Doctorado en Contaduría Pública.

También en el futuro pretendo generar proyectos que sean de utilidad, principalmente, para las familias rurales de la zona de donde provengo. Dentro de cinco a diez años estaré cumpliendo con mi misión de ser doctor en Ciencias Económicas y Empresariales, así también como un investigador de la UNA.

Por otro lado, me veo como una autoridad ya sea como concejal departamental o municipal que tengo también en mente hacerlo a largo plazo.

Es por eso que me gustaría entrar a la política, pero para poder demostrar que las cosas se pueden hacer bien. La Municipalidad de San Pedro del Ycuamadiyu se está interviniendo actualmente por supuestamente mala utilización de los recursos.

Entonces, algún día me gustaría demostrar que como político se puede hacer bien las cosas para mejorar la situación actual de la política y así también poder servir a la comunidad. Es un proyecto que tengo a largo plazo y es empezar desde abajo: como concejal municipal para después ir escalando, si es que se puede.

Nuestra carrera nos habilita para esto, tenemos los conocimientos suficientes en la administración de los recursos del Estado. Entonces, creo que tendría la competencia necesaria para poder llevar a cabo lo que pretendo. Y claro que después está el tema de la integridad que es una falencia que se observa mucho en la política. Si se utilizan bien los recursos se mejoraría la situación del país no solo en San Pedro.

La política pública debería priorizar las necesidades de los estudiantes de las zonas rurales. Hay muchísimas becas, pero se les da a personas que no necesitan y se deja de lado a quienes desean salir adelante. UH

Sigue leyendo
Anuncio

Más popular