Conectate con nosotros

Notas

Consideran que Paraguay puede aprovechar mejor sus ventajas competitivas para atraer inversión extranjera

Publicado

en

Agencia IP.- El desconocimiento a nivel mundial de lo que es capaz de producir Paraguay es uno de los factores que impiden a nuestro país no solo atraer inversiones extranjeras sino también acceder a grandes mercados, coincidieron expertos durante Plaza Pública Dende, donde el tema abordado fue «Atraer o repeler inversiones».

Del panel participaron Francisco Ruiz Díaz, viceministro de Industria, y Jaime Eguez, presidente del Club de Ejecutivos, y estuvo moderado por Yan Speranza.

Para el viceministro Francisco Ruiz Díaz, si bien las reformas estructurales implementadas en el año 2003 dieron sus frutos, hay dos desafíos importantes, tanto en la parte externa como en la parte interna, que deben cumplirse para que Paraguay atraiga mayores inversiones del exterior.

En primer lugar, señaló la necesidad de que se garantice el acceso a los mercados, y para ello se debe continuar con el proceso iniciado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de profundizar las relaciones con otros países.

En ese sentido, explicó que hoy el Mercosur capta el 80 % de las exportaciones de manufactura, por lo cual insistió en la necesidad de que el Cuerpo Diplomático profundice en la diversificación de países que permitan el ingreso de productos paraguayos.

Como segundo punto, citó la promoción en materia de inversión de impacto que pueda garantizar la sostenibilidad y que promueva la inclusión social, además de usar la energía que tenemos.

En lo que respecta la parte interna, el viceministro de Industria mencionó la necesidad de aprobar reformas institucionales, principalmente relacionadas con el ecosistema que apoya al emprendimiento empresarial, a través de la digitalización.

Otro aspecto guarda relación con la inclusividad del modelo que permita una política industrial donde todo el mundo sienta que gane, incluso los sectores más vulnerables. «Hoy tenemos un problema que no es fácil. Todo el mundo dice: ¿por qué la macro no llega a la micro? El gran desafío que tenemos en Paraguay es cómo resolver la informalidad», afirmó.

En su experiencia como subsecretario de Industria, Ruiz Díaz recordó los comentarios que recibe de las empresas extranjeras que actualmente invierten en Paraguay, principalmente en el área de Maquila y cómo necesita cambiarse el discurso sobre la productividad del trabajador paraguayo. Recordó que una de las plantas que produce cableados para una automotriz y que cuenta con 8 plantas en el mundo, la de Paraguay es la más productiva.

Por otra parte, refirió que gracias a las reformas estructurales realizadas en el año 2003, el PIB industrial pasó de USD 1.600 millones a USD 7.800 millones y hoy el sector de Maquila mueve USD 1.000 millones de inversión en tres regiones: Alto Paraná, que concentra prácticamente el 50 % de las inversiones, ya que están cerca del mercado al que apuntan; Central, con un 35 %, e incluye a los que eligen estar cerca de la infraestructura logística; y Amambay que concentra el 9 % aproximadamente, y otras partes.

Recordó que el sector de Maquila emplea de forma directa a 21.000 personas de 427 empresas, en tanto que en términos indirectos genera 10.000 empleos, y en el denominado empleo inducido o efecto derrame genera 30.000 puestos de trabajo.

Ruiz Díaz consideró que el evento Invest in Paraguay fue inédito para nuestro país, ya que en América Latina hay un solo caso similar realizado en Ecuador hace algunos años. De concretarse el 15 % de las posibilidades de inversión generadas durante los 240 proyectos de mesas de negociación, se tendrá un impacto muy importante en nuestro país.

«El triángulo del desarrollo es la coordinación entre la política del desarrollo industrial, la política comercial externa a cargo del Ministerio de Relaciones Exteriores y la política fiscal, esos tres tienen que trabajar de manera coordinada”, explicó en otro momento.

Entretanto, Jaime Eguez manifestó que Paraguay se ha ido robusteciendo paso a paso en los últimos 20 años en diferentes instancias, con un liderazgo muy fuerte producto de la profesionalización en el Estado; y con una previsibilidad muy fuerte en varios estamentos.

No obstante, dijo que el sector político tiene que generar espacios, ya que si bien se aprobaron muchas leyes importantes, el Congreso debe acompañar este desafío con previsibilidad en la aprobación de normativas.

Como ejemplo, citó leyes que son aprobadas sin fuentes de financiamiento. «Entender que necesitamos de los políticos, que necesitamos de gente muy responsable en la política que entienda que esto no es concepto partidario, es concepto de política país», afirmó.

Eguez refirió que la principal razón de la poca inversión extranjera en nuestro país es que somos desconocidos, a lo cual sumó que se está empezando a entender el modelo que le beneficia al Paraguay.

«Realmente lo que Paraguay tiene que entender es que no es el mercado interno el que es atractivo para un inversor, olvídense de eso. Es cómo nosotros hacemos plataformas para poder, desde aquí, salir a vender tanto para el mercado brasileño, que sería lo más lógico teniendo un mercado de ese tamaño, y otros mercados que tiene sentido facturar desde acá”, afirmó.

Agregó que Paraguay puede ser un hub de desarrollo altamente efectivo en las altas industrias de tecnología. Para ello, se puede atraer a personas del exterior capacitadas, que instalen centros en zonas francas. Refirió además que hay una labor por hacer con los medios de comunicación para que propaguen mejores relatos sobre Paraguay.

«Necesitamos creernos nosotros la verdad de lo que estamos haciendo y dejar de decir nuestras limitaciones y confiar en nuestras fortalezas. Todos tenemos limitaciones, pero tenés que creer en tus fortalezas para ir para adelante y rápido. Ese es el principal desafío que tenemos», aseveró.

Entretanto, el titular de Dende, Alberto Acosta Garbarino, recordó que la inversión es la palanca más importante para el desarrollo de un país, pues permite generar empleo, crecimiento económico y reducción de la pobreza en forma sostenible. Indicó que para atraer inversiones se necesita de varios requisitos, tanto internos como externos.

Al respecto, manifestó que en materia interna el primer requisito es la estabilidad macroeconómica, un país predecible; mientras que la condición micro es que ofrezca condiciones atractivas para invertir, como tierra fértil, energía abundante y población joven y entrenable, requisitos que son cumplidos por nuestro país.

En lo que respecta a factores externos, Acosta Garbarino sostuvo que es fundamental el acceso a los mercados regionales e internacionales. Agregó que si bien Paraguay chizo la tarea en esa línea, firmando el Tratado del Mercosur, aprobando la Ley de Maquila y manteniendo la estabilidad macroeconómica, es fundamental perfeccionar el Mercosur para que ofrezca seguridad para el inversor y profundizar con mercados grandes de Europa y Estados Unidos.

Finalmente, Yan Speranza manifestó que se necesita construir una narrativa y creerla, y a partir de allí realizar el trabajo de empezar a vender de manera distinta al Paraguay, a través del Servicio Exterior, facilitar hacer negocios en Paraguay y que la inversión extranjera se pueda ver en la calidad de vida de la gente. «Ir desmontando los relatos negativos”, aseguró.

Sigue leyendo
Anuncio

Más popular