Conectate con nosotros

Notas

Desde Ypejhú pidieron auxilio en agosto y no fueron escuchados

Publicado

en

Desde Ypejhú pidieron auxilio en agosto y no fueron escuchados

El 26 de agosto pasado, pobladores de Ypejhú remitieron una nota al ministro del Interior, Francisco de Vargas, en la que pedían “¡por favor!, intervención de las autoridades”. Decían que una banda de criminales liderada por el intendente Vilmar “Neneco” Acosta Marques tenía en zozobra la zona, que ya cometieron 20 asesinatos y el patio de su casa era un cementerio. Sin embargo, no fueron escuchados.
terrible-realidad-descrita-por-pobladores-pedian-por-favor-intervencion-de-autoridades-policiales-competentes-pero-nadie-les-hizo-caso-h_390_494_1150467
Terrible realidad descrita por pobladores. Pedían, por favor, intervención de autoridades policiales competentes, pero nadie les hizo caso. Hoy se comprueba que todo lo que denunciaban era verdad. / ABC Color AMPLIAR
NOTAS RELACIONADAS

VILMAR “NENECO” ACOSTA MARQUES
A las 10:50 del 26 de agosto pasado, se daba entrada en el Ministerio del Interior a una nota remitida por pobladores de Ypejhú en la que pedían auxilio y revelaban la situación de inseguridad e indefensión en que se encontraba la comunidad.

La nota señalaba lo siguiente: “La desesperación y la gran preocupación que nos invade en este pequeño territorio del Paraguay, frontera con Brasil, Ypejhú – Paraguay; Paranhos – Brasil, que no existe la más mínima protección y mucho menos garantía, está totalmente desolado, zozobra. Algunos de los habitantes deben huir al Brasil buscando protección, otros que no pueden llevar la familia no saben qué destino tomar”.

Agregaba que esta situación se viene arrastrando desde hace tiempo; “desde que el intendente y su grupo de pistoleros se pasea con diferentes autos y armado hasta los dientes, y es de público conocimiento, pero nadie quiere hablar porque ya sabe el destino si llega a hablar de que ellos serían segundo del EPP que está invadiendo Ypejhú y que nadie hace nada para proteger a la ciudadanía”.

En la nota relataban el asesinato del exintendente de la comunidad, Julián Núñez (ANR), ocurrido el 1 de agosto. Mencionan que el mismo fue interceptado por cuatro personas quienes sin mediar palabras lo ultimaron a tiros.

Cuestionan al entonces comisario del lugar Roberto Alfonzo Díaz, quien se quedó “con los brazos cruzados”, mientras el fiscal de Curuguaty, Néstor Cañete, “hasta ahora ni siquiera envía los objetos encontrados en el lugar como el celular del finado y el cartucho de la bala que debería enviar a Asunción para ayudar en la investigación”.

“Existe un grupo de delincuentes, te damos nombres. Actual intendente WILMAR ACOSTA, su hermano WILSON y el autor del crimen su sobrino “CHIQUI” de nombre Gustavo Gadea Acosta y otros dos brasileños que lo acompañan como guardaespaldas. Desde que asumió la intendencia mató a 20 personas cuyos nombres podemos proporcionar, ellos son los más grandes narcos. No sé qué esperan para accionar y además tienen una fosa de cementerio en su patio de personas que incluso trabajaron para ellos que quisieron salir y fueron eliminados y tirados ahí, todos saben”, señalaba.

La misiva culminaba diciendo: “Espero que mañana no sean las familias de ustedes quienes pasen por esto de nosotros que cometimos el pecado de vivir en Paraguay y fuera de la capital, y defender nuestra identidad de paraguayos ante el avasallamiento de capangas brasileños. Deseo que el Paraguay cambie por el mejor sendero de la paz y felicidad”.

La dura exposición de la realidad realizada por los pobladores, sin embargo, no tuvo eco favorable. Tal es así que el intendente Acosta siguió con su accionar delictivo y el 16 de octubre convirtió al periodista Pablo Medina en una de sus víctimas.ABC

Sigue leyendo
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Recientes

Facebook

Más popular