Conectate con nosotros

Notas

Terrorismo del EPP, en prensa brasileña

Publicado

en

Una publicación brasileña reseña el terrorismo impartido por el autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP). Subraya sus vínculos con las FARC y relata el secuestro de Arlan Fick.
la-revista-brasilena-poca-analiza-el-grupo-criminal-del-epp-_510_494_1158571 (1)
«Los brasileños, en la mira del terror en Paraguay» se titula la publicación de la revista brasileña Época, que se ocupa del grupo criminal EPP. «El EPP es una guerrilla que se dice marxista-leninista. Promueve secuestros y ataques a los agricultores, el pueblo y la policía en el discurso de la reforma agraria, la defensa de los pobres y el ataque a la democracia, clasificado por el EPP como la ‘burguesía-imperial'», señala el texto.
infografia-de-la-zona-en-la-que-opera-el-epp-_551_494_1158570
El material periodístico agrega que el EPP es «una versión paraguaya de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Sendero Luminoso de Perú», con acciones violentas que datan desde la década de los ’90.

Consistente en un grupo de no más de 26 miembros, la investigación apunta que el arma más poderosa del EPP es el terrorismo. «Están fuertemente armados y se mueven bajo la sombra y protección de grandes extensiones de bosques. Siempre cerca de los ríos y lagos, abundantes en Concepción».

En una infografía titulada «¿Dónde actúa el EPP?» (ver segunda imagen), la información señala que «el Ejército del Pueblo Paraguayo actúa en el norte del Paraguay. El distrito de Concepción es la base de blanco para ataques, secuestros y confrontaciones armadas. El lugar tiene pocas rutas asfaltadas y está cercado por florestas. Agentes paraguayos dicen que es muy probable que Arlan esté escondido en Concepción, un área de 18 mil kilómetros cuadrados».

La nota reproduce expresiones del coronel Víctor Urdapilleta, vocero de la Fuerzas de Tarea Conjunta (FTC), quien sostiene que «se trata de un clan familiar para la delincuencia». Asimismo, sostiene que hay pruebas que vinculan directamente al EPP con las FARC. «Sabemos que Manuel Cristaldo Mieres (uno de los comandantes guerrilleros sueltos) se encontraba en Colombia para aprender estas tácticas de guerrilla», agrega.

Con el obtenido de los secuestros -señala el texto- la guerrilla del EPP compra armas militares en el mercado negro (M-16, AK-47, rifles de mini-UZI y fusiles sub-MP5 estadounidenses) y operan en una región dominada por el narcotráfico en el norte de Paraguay, donde existen extensas plantaciones de marihuana que se envían a Bolivia y Brasil.

«Si bien la lucha entre las fuerzas militares y terroristas crece, la familia de Fick solo espera el momento de que Arlan vuelva. La finca se convirtió en un palco de misas y visitas de peregrinos de todo el Paraguay. La Nación entera hace la misma pregunta hace 220 días: ‘¿Dónde está Arlan?'», concluye.

Sigue leyendo
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Recientes

Facebook

Más popular